CONJUNCIÓN JÚPITER NEPTUNO EN PISCIS, 12 DE ABRIL DE 2022: Período para un Autoliderazgo y Liderazgo más humanos, en tiempos convulsivos y de crisis general.

Tanto en el ejercicio del Autoliderazgo como del Liderazgo Humano, un análisis concienzudo de las influencias que determinan mucho del comportamiento del colectivo,  siempre es útil para manejar de manera más efectiva todas las situaciones a las que nos vemos sometidos en nuestro día a día. En nuestro trato diario con grupos de personas es necesario desarrollar suficiente empatía para lograr objetivos, especialmente en tiempos convulsivos y de crisis general como los que vivimos en la actualidad, sin atropellar a los demás.  Y desde mi punto de vista, una Astrología bien entendida y utilizada con responsabilidad puede ser una herramienta de gran ayuda para comprender lo que nos ocurre y lo que le sucede a los demás.

Soy Astróloga desde 1998, época en la que fusioné la Terapia Floral con la Astrología y le di vida a una rama que yo llamo “Astrología Floral”. Además, pertenezco a la generación nacida entre 1969 y 1970, la cual está siendo impactada de manera especial por la influencia de la que voy a hablar más adelante. Dado el revuelo que ha causado la Conjunción de Júpiter y Neptuno que tendrá lugar el martes 12 de abril en el signo de Piscis, decidí dedicarle un artículo a este tránsito que, además de ser muy significativo, pasará mucho tiempo antes de que vuelva a repetirse. Creas o no creas en la Astrología, te invito a leer hasta el final y a reflexionar acerca de lo que aquí te expongo.

Antes de entrar de lleno en el artículo, es importante aclarar que cada signo del zodíaco recibe la influencia de esta Conjunción de manera diferente y cada quien lo experimenta según la información que aporta su propia carta natal. De hecho, la generación nacida entre 1969 y 1970 está atravesando un período muy significativo en cuanto a la disolución de viejos esquemas, una especie de ciclo de muerte /renacimiento porque, desde donde se encuentra, Neptuno está y estará haciendo Oposición al Plutón natal de quienes nacieron en esa época, Por esta razón, estas personas podrán notar efectos más contundentes y repito que los eventos que suscite esta Conjunción de este 12 de abril dependerán de los aspectos que se formen en la carta natal de cada quien. Sin embargo, se puede hablar en términos generales de lo que este aspecto aporta cuando Júpiter y Neptuno se juntan en el signo de Piscis, cada 166 años, y agrego algunos detalles que afectan de manera particular a quienes ahora rondan los 55 años de edad.

Durante este mes, habrá propensión a actuar de manera más tranquila y sosegada, pero también con cierta vaguedad, menos interés en perseguir fines materiales y mayor tendencia a una vida solitaria. El aumento del conocimiento espiritual, la alegría interna y la generosidad de espíritu son algunas de las características de este contacto.

Tanto los ideales de quien recibe el impacto de esta conjunción como su imaginación aumentan la sensibilidad, así que hay predisposición a cuidar o proteger a otros, a manifestar compasión, tener consideración, ser hospitalario y generoso. En realidad existe la posibilidad de un acercamiento a los valores espirituales, religiosos o a una filosofía mística en la que hay una actitud de condolencia y caridad por los que sufren y por eso la persona afectada por este tránsito planetario puede verse involucrada en la ayuda a hospitales, asilos u otras instituciones de reclusión.

Este tránsito puede ser negativo desde el punto de vista práctico de la vida porque da poca ambición o poco deseo de tener éxito o querer triunfar. Neptuno se niega siempre a satisfacer las necesidades del ego. Inclusive puede haber pérdidas en situaciones que parecen prometer mucho y esto es debido a tretas o artimañas para engañar. Hay que saber diferenciar entre las emociones y los hechos verdaderos.

No es momento de asumir riesgos económicos y hay que cuidarse de los accidentes en conexión con el agua, la lluvia, las inundaciones, el gas, los combustibles, el humo, porque todos pertenecen a la naturaleza de Neptuno. Sin embargo, se trata de un período de idealismo que puede brindar una oportunidad única en la vida para la expansión material o espiritual si los propósitos en la vida son elevados; de lo contrario, puede producir tentaciones que resulten ser desgraciadas y que pueden generar fracaso en el orden financiero.

El aspecto positivo de esta conjunción es que, siempre que otros tránsitos lo reafirmen, promueve la expansión en los negocios, en la profesión o en una empresa y puede resultar muy lucrativo,  si el servicio que se ofrece está basado en los valores morales, en el honor y en el futuro trabajo. Los beneficios pueden llegar de manera misteriosa, cuando no existe de por medio un interés egoísta y la persona es altruista o está interesada en alguna causa universal.

Desde un punto de vista mundano, la vida cotidiana puede ser fuertemente sacudida y hasta destrozada, debido a acontecimientos en gran escala más allá de la propia voluntad, como pueden ser los económicos, políticos o sociales, e incluso los producidos por desastres naturales. En la comunidad en la que vive, la persona puede sentirse aislada de los demás por distintas razones, por lo cual tiende a retirarse poco a poco, huyendo de la comunicación. Podría haber coerción por parte de otros y pérdidas de dinero. Es importante no dejarse engañar por las apariencias y hay que prestar atención a la conducta de las personas que se conozcan en esta época, además de analizar bien las circunstancias. Es mejor esperar o permanecer a la expectativa, antes de comprometerse fácilmente con personas que vienen con engaños bajo la manga.

Se trata también de una época de compulsividad psicológica y es posible que la persona que recibe el efecto de este tránsito tenga que enfrentar una difícil experiencia psíquica o algún problema basado en dolorosos recuerdos subconscientes. Puede ver transformados varios aspectos de su vida y es normal que esa transformación se manifieste a través de la disolución de asociaciones, muertes y pérdidas de diversos tipos, incluyendo matrimonio y propiedades.

A lo dicho anteriormente, se suma lo que aporta Júpiter desde esta posición. Quienes están siendo afectados por este tránsito pueden encontrarse deseando liberarse de otras personas, cosas o situaciones que los han mantenido detenidos respecto de su crecimiento y aprendizaje en la vida porque en este tiempo surge un fuerte deseo de lograr éxito. Por esta razón, es la época para hacer un gran cambio de trabajo, casa, sociedad, amistad, etc. Hay que cuidarse de gente celosa que lo que desea es que la persona cometa errores y fracase en sus planes. Aunque parezca una influencia contradictoria, porque Neptuno tiende a disolver el ego mientras Júpiter impulsa a la expansión, es importante recalcar que muchas cosas que ahora parecen actuar en contra, realmente significarán un beneficio en el futuro y esto sucederá si se adopta una actitud benevolente y altruista que a la larga traerá una regeneración espiritual que permitirá comprender y ahondar más profundamente acerca de la propia vida e incluso adquirir una posición de prestigio.

Te invito a leer y releer este artículo las veces que haga falta. Notarás que es una influencia en la que ya venimos inmersos y verás que todo lo que se vislumbra es consecuencia de lo anterior, es como estar en una constante gestación. Hay puntos específicos que no he querido asociar directamente con eventos económicos, políticos y sociales que ya conocemos, porque para mí es una realidad que, a pesar de la aparente libertad que nos otorga la web, hay temas en los que hay censura. Por eso prefiero dejar este contenido a tu entero entendimiento e interpretación personal. Toma lo que te sirva y, si te parece importante, por favor házmelo saber en tus comentarios y compártelo con otras personas a quienes pueda interesarles este tema.

Muchas gracias por leerme y te espero en la próxima publicación.

Puntuación: 5 de 5.

Maria Florinda Loreto Yoris.