LIDERAZGO: 6 consejos básicos para mejorar la relación con los demás

En el arte de ganarse a las personas, no otorgarle al otro el beneficio de la duda es un error en el que solemos caer, especialmente cuando hemos sido heridos en algún aspecto. No se trata de justificar lo que no tiene justificación, sino de no sacar conclusiones precipitadas y no asumir de entrada lo peor. Esto permite un mayor acercamiento emocional con la gente que, además, te puede traer muchos beneficios en general.

Para pensar bien de las personas es preciso que analices primero de qué manera ves a los demás. Es verdad que no todos vienen con buenas intenciones, pero también es cierto que mantener siempre una barrera entorpece tus relaciones al no permitir el verdadero intercambio emocional que, al final, es lo que te enriquece y te permite evolucionar como individuo hacia vínculos más productivos, profundos y comprometidos.

La habilidad para ver las cosas desde la perspectiva del otro es esencial para poder valorar sus verdaderas intenciones y evitar los juicios a priori que tantas injusticias provocan.

Para fomentar buenas relaciones es necesario juzgar menos y valorar más. Esperar siempre lo peor de la gente genera un desgaste emocional que termina volcándose contra ti, en forma de enfermedades, aislamiento y soledad. Si bien vivimos en un mundo en el que hay que andar con los ojos muy abiertos para no dejarse embaucar, también es cierto que el exceso de precaución y la desconfianza obsesiva no te dejan vivir, disfrutar ni evolucionar.

A continuación te enumero 6 consejos básicos para mejorar tu relación con los demás:

  1. Pon a las personas en situación de demostrarte quiénes son y de qué son capaces en diversas circunstancias.
  2. Observa si hay coherencia entre lo que dicen y hacen.
  3. Antes de juzgar, analiza sus intenciones.
  4. No te dejes llevar por una primera impresión. Observa, espera y actúa en consecuencia.
  5. Errar es de humanos. Perdonar es de sabios.
  6. Recuerda que con la misma vara que midas serás medido.

En tal caso de que hasta ahora tu problema no haya sido la desconfianza sino la credulidad, recuerda que las dos armas con las que cuentas para defenderte de los embaucadores (y debes usarlas) son la intuición y la objetividad. Dos cualidades fundamentales en el ejercicio del liderazgo y autoliderazgo que debes cultivar.

Cuéntame ahora en los comentarios si antes de juzgar evalúas las intenciones de las personas ¿acostumbras ponerte en su situación? ¿das segundas oportunidades? ¿te cuesta creer en los demás? ¿o más bien tiendes a hacerte falsas expectativas por credulidad? ¿te das tiempo para evaluar la coherencia entre lo que la gente dice y hace? ¿sabes evaluar con objetividad? ¿sigues tu intuición?

Muchas gracias por llegar hasta acá y, si te ha parecido importante esta información, por favor no olvides dejar un “me gusta” y compártela para que pueda llegar a más personas interesadas en este tema. ¡Te espero en la próxima entrada!

LIDERAZGO: ¿Por qué dar lo mejor de ti mismo? 5 consejos básicos para ser un buen líder.

Es difícil dar lo mejor de uno mismo a personas por quienes se siente aversión, siempre es más sencillo hacerlo en aquello que nos gusta y a las personas que más queremos. En la dificultad está el reto y este desafío será imposible de superar a menos que concedas a unos y otros la misma importancia. Esta será lo que te permitirá dar lo mejor, y ese cambio en tus acciones repercutirá de manera determinante en tu imagen como líder porque hablará muy bien de ti.

Si das lo mejor cada día harás la diferencia. De ti depende de qué manera se materializarán tus dones , tus talentos, tus recursos y cada oportunidad que tengas en la vida. Si bien tienes el derecho a elegir, no hacer uso de lo que tienes para dar o hacer un uso incorrecto es una irresponsabilidad que traerá consecuencias ¿por qué no hacer que esas consecuencias sean positivas dando lo mejor de ti mismo en todo lo que emprendas?

Destacarte en lo que te gusta te dará grandes satisfacciones, pero llegar a dominar lo que ahora se te hace difícil te otorgará la maestría. Vencer obstáculos por esfuerzo propio refuerza la autoestima, fortalece el carácter y realza la imagen. Cuando la dificultad está en la convivencia con otras personas , aprender a tender puentes donde otros plantan la guerra o marcan la huida te permitirá distinguirte de la mayoría.

A continuación te enumero 5 consejos básicos para ser un buen líder, bajo cualquier circunstancia:

  1. Para ser un buen líder, destácate como persona.
  2. Concéntrate en dar lo mejor de ti en lo que haces y en tu relación con los demás.
  3. Aunque alguien no pueda devolverte un favor, dale lo que necesita en la medida de tus posibilidades. La vida te recompensará de alguna manera tu gesto, aunque esa recompensa no llegue por la misma vía.
  4. No te conformes con lo mínimo requerido. Da más de lo necesario y supérate a ti mismo.
  5. Siempre ten presente que la gente tiende a apreciar más a quien da lo mejor de si mismo que a quien no se esfuerza en mejorar.

Ahora, me gustaría que me contaras en los comentarios si acostumbras esforzarte por lograr la excelencia en todo lo que haces ¿solo te esfuerzas por brillar en lo que te gusta? ¿le imprimes esfuerzo a lo que no te agrada tanto hasta obtener un resultado óptimo? ¿has sentido el mismo grado de satisfacción cuando has logrado algo placentero para ti que cuando has vencido un obstáculo en algo que te disgustaba o se te hacía difícil?

Muchas gracias por llegar hasta acá y, si te ha parecido importante esta información, por favor no te vayas sin dejar un “me gusta” y compártela para que pueda llegar a otras personas interesadas en este tema. ¡Te espero en la próxima entrada!

LIDERAZGO: ¿Por qué dar crédito a los demás es tan importante para alcanzar objetivos comunes? 4 consejos básicos que te harán un mejor líder.

Para lograr que un proyecto se haga realidad con éxito siempre requerirás un trabajo de equipo. Todas las personas que están involucradas en este proceso han tenido un papel que cumplir y quien ejerce el rol de líder tiene el deber de dar el mérito y reconocer abiertamente, tanto en privado como en público, la contribución de cada una de esas personas.

Cuando has contado con la ayuda de otros para sacar adelante un proyecto, es de especial valor que les des tu reconocimiento incluso en público. Hacerlo no solo te permite sacarle provecho a ese momento, también te hará sentir bien compartir ese triunfo,  los animarás a ellos y los harás sentir muy valiosos.

Para ganarte el respeto y el aprecio de los demás tienes que poner aparte tu propio ego. No se trata de pensar menos en ti, sino de pensar más en los demás para poder acceder a eso tan valioso que tienen para dar. Destacar sus aportes los hace quedar bien a ellos y a ti.

El guiño cómplice entre quienes participan en una actividad, especialmente en ese momento en el que se obtiene el resultado a favor, fortalece el vínculo entre quienes forman parte del equipo y aporta reconocimiento a cada uno por su desempeño en la labor.

La importancia de elogiar en público radica en que esta acción tiene un efecto multiplicador. Cada vez que das mérito a alguien enfrente de sus compañeros, círculo de amigos y seres queridos estás ayudando a crear un ambiente de mutuo reconocimiento.

Todas las personas queremos marcar una diferencia y somos particularmente sensibles a las palabras de ánimo, pero mientras el reconocimiento verbal dura solo ese momento, un agradecimiento por escrito representa una inyección de ánimo para toda la vida. Los títulos y placas en las paredes carecen de significado en sí mismos, pero son un recordatorio de lo que hicimos y hablan de lo que hemos sido capaces de lograr. Un artículo, una nota pública o personal puede generar un impacto profundo que perdurará por mucho tiempo, siempre que el reconocimiento lo hagas de corazón.

La mayor importancia de dar crédito a los demás radica en que estás dejando una huella emocional que los impulsará a alcanzar más logros. Cuando conectas con la sensación de logro, inmediatamente se dispara en el cerebro el mecanismo de búsqueda de recompensa y hace ir por más.

A continuación te enumero 4 consejos básicos que te harán un mejor líder al dar crédito a los demás:

  1. Da crédito a tus compañeros, colegas e incluso subalternos, porque eso mejorará tu propia imagen.
  2. Olvídate de tu ego y enfócate en dar reconocimiento a quien lo merece. Recuerda que no se trata de dejar de pensar por completo en ti, sino de pensar más en los demás.
  3. Acostúmbrate a preguntarte quiénes son esas personas sin cuya colaboración no habrías podido avanzar hasta donde has llegado y agradéceles de todas las maneras posibles su esfuerzo y buena disposición.
  4. Actúa de manera coherente y no des agradecimientos solo por aplicar una fórmula. Lo que hagas hazlo de corazón. Cuando eres sincero los demás lo notan y actúan en consecuencia, aunque muchas veces te lleve tiempo ganarte su confianza.

Ahora me gustaría que me contaras en los comentarios si has logrado aplicar con éxito el dar crédito a los demás ¿Has obtenido reciprocidad? ¿Te han creído?  ¿Se ha cumplido el efecto multiplicador? ¿Has visto resultados concretos gracias a tu actitud con los demás? ¿Has encontrado alguna barrera? En tal caso ¿Has logrado superarla? ¿De qué manera lo has hecho?

Muchas gracias por llegar hasta acá y, si te ha parecido importante esta información, por favor dejar un “me gusta” y compártela para que pueda llegar a más personas interesadas en este tema. Como siempre te digo: ¡Te espero en la próxima entrada!

LIDERAZGO: 7 motivos para alentar los sueños de los demás que te harán un mejor líder.

El líder tiene la responsabilidad de alentar los sueños de su grupo. Existe en algunas personas la creencia de que esta práctica solo contribuye a mantener a las personas en las nubes, pero eso no es así si alimentamos en ellas el deseo de explorar y desarrollar nuevas áreas y habilidades para alcanzar lo que quieren. No se trata de alentar el soñar por soñar sino de ayudar a otros a ver con objetividad las posibilidades ciertas que tienen de traer a tierra lo que hasta ahora solo ha estado en su cabeza.

Cada persona está librando su propia batalla para vencer obstáculos internos y externos, por eso es tan importante que siempre ejerzas tu propio rol sin perder la visión del contexto. En la práctica, el liderazgo es una tarea ardua porque requiere un manejo inteligente de las emociones, entendiendo que el control emocional no consiste en reprimir lo que se siente sino en expresar esas emociones de una manera que jueguen a favor y no en contra nuestra.

Son muchas las barreras emocionales con las que podemos toparnos y más difícil se hace derribarlas en la medida que más personas están involucradas. Así que es natural encontrarse con que nunca sabemos lo suficiente como para lidiar con los aspectos adaptativos del liderazgo. Sin embargo, asumir la tarea de alentar los sueños de los demás, aun cuando haya que combatir las resistencias, siempre genera a la larga buenos resultados y mucho aprendizaje para ambas partes.

A continuación te enumero 7 motivos por los cuales alentar los sueños de los demás te hará un mejor líder:

  1. Por difícil que sea lo que la otra persona quiere alcanzar, aliéntala a lograrlo. Ese gesto tuyo permanecerá en su memoria y algún día dará fruto.
  2. Por cada vez que motivas a alguien a obtener logros muy anhelados das oxígeno a su alma y motivos para vivir. Hacerlo te vivificará a ti también.
  3. Cuando le haces saber a otro que valoras su sueño y crees en su capacidad para alcanzarlo, lo ratificas como persona tanto como a su sueño.
  4. Cuando ofreces tu ayuda, inyectas vitalidad en el otro y esa motivación acelera los resultados.
  5. Siempre que apoyas a los demás de manera consecuente, te ratificas en tu propio rol como si fueras una máquina generadora de sueños.
  6. Cada vez que compartes con alguien su visión y el deseo de hacerla realidad, estás ayudándola a fortalecer su autoconfianza y a materializar lo que demanda su alma.
  7. En definitiva, ayudando a otros a cristalizar sus sueños estás dando también vida a los tuyos.

Ahora me gustaría que me contaras en los comentarios si acostumbras alentar los sueños de otros y cuál ha sido la realidad con la que te has topado ¿Ha funcionado? ¿Han creído en ti? ¿Ha habido reciprocidad? ¿Te sientes bien al hacerlo aunque los resultados no sean inmediatos?

Muchas gracias por llegar hasta acá y, si te ha gustado esta publicación, por favor no te vayas sin dejar un “me gusta” y compártela para que pueda llegar a más personas interesadas en este tema. ¡Te espero en la próxima entrada!

LIDERAZGO: 8 consejos para comunicarte de manera efectiva con los demás.

Para ejercer como un líder efectivo es necesario que te bajes del atril y desarrolles tu capacidad de comunicación de modo tal que sea genuina. Se han escrito millares de libros sobre técnicas para alcanzar objetivos, pero si no eres sincero en tu forma de comunicarte con los demás no le llegarás a esa parte interna de ellos que precisa despertar. Ahí todos funcionamos como niños.

Una cualidad muy valiosa es la de ser oportuno, y serlo implica tener desarrollada la capacidad de brindar la palabra indicada en el momento preciso. Mientras unos la usan para herir, otros la usan para enaltecer. Tú escoges por qué mensajes y acciones prefieres ser recordado. Ten siempre presente que lo que haces pesa más que lo que dices y tu credibilidad depende de la coherencia que exhibes en tus actos.

En tu comunicación con los demás importa no solo lo que dices y cómo lo dices, sino también en qué momento lo haces y si es eso lo que el otro necesita escuchar. Incluso, muchas veces sucederá que lo mejor que podrás hacer será callar, porque hay experiencias emocionales que solo aceptan el silencio.

A continuación te enumero 8 consejos para comunicarte de manera más efectiva con los demás:

  1. Antes de hablar, toma en cuenta dónde estás y en qué momento se está dando el encuentro. Es muy importante que siempre consideres el contexto.
  2. Cuando te dirijas a alguien, habla siempre desde tu corazón. Las palabras huecas se las lleva el viento.
  3. Siempre ten presente que lo que digas ahora no solo sirve para dar ánimo a alguien más, sino que puede dejar una profunda huella que traerá consecuencias a su vida más adelante. Esto es así, aunque ahora no lo veas.
  4. Para influir positivamente en los demás es fundamental despertar confianza, no porque tú digas que en ti se puede confiar sino porque hay coherencia entre lo que haces y lo que predicas. Lo que habla de ti y transmite confianza es lo que ejecutas para apoyar tus palabras, no tus títulos ni tu curriculum vitae.
  5. Para una comunicación efectiva, requieres ponerte en los zapatos del otro y preguntarte a ti mismo qué necesitarías tú escuchar si estuvieras en su misma situación. A veces te encontrarás con que lo más prudente será callar.
  6. Di a otro lo que te gustaría escuchar a ti.
  7. Muéstrate sensible ante las pequeñas cosas que dan significado a la vida y deja que los demás te perciban más allá de tus palabras. La verdadera comunicación comienza en el corazón.
  8. HAZLO.

Ahora, me gustaría que me contaras en los comentarios si ya dominas el arte de comunicarte desde tu parte más íntima para sintonizar con los demás o si, por el contrario, has encontrado alguna dificultad a la hora de establecer el puente comunicacional. ¿En tu núcleo familiar has logrado exaltar los puntos fuertes de los demás miembros, antes de centrarte en lo que crees que ha estado mal? ¿Lo aplicas con tus compañeros de estudios y de trabajo? ¿Se te hace fácil creer en ellos? Si no es así ¿Dónde crees que está tu dificultad? ¿Eres realmente sincero?

Muchas gracias por llegar hasta acá y, si te ha parecido importante esta publicación, por favor no te vayas sin dejar un “me gusta” y compártela para que pueda llegar a oras personas interesadas en este tema. ¡Te espero en la próxima entrada!

LIDERAZGO EFECTIVO: 8 consejos para obtener lo mejor de los demás.

Inspirar, motivar y desafiar a los demás para alcanzar sus más íntimos deseos es la manera más eficaz que existe para que tú logres ser apreciado como líder y concretes la tarea que te ha sido encomendada.

Un líder efectivo se ocupa de averiguar cuál es el rasgo especial y único que caracteriza a cada individuo con el que interactúa, y lo comparte. Además, piensa bien de la gente porque cree en sus capacidades y, siempre que tiene la oportunidad, habla sobre esas cualidades que encuentra en esas personas. Nada es tan efectivo para influir de manera positiva en los demás como el hecho de hacerles ver lo que pueden hacer y cuán lejos pueden llegar, a pesar de los reveses del camino.

Cuando le hablas al potencial de quien tienes frente a ti o a tu cargo, le estás mostrando una meta que puede alcanzar y activas sus resortes de superación personal. esto es especialmente cierto si antes te has ganado su respeto y admiración, y lograrás que llegue más lejos de lo que alguna vez se imaginó.

A continuación te enumero 8 consejos para obtener lo mejor de los demás:

  1. La opinión que tienes sobre las personas las impacta de manera profunda, así que procura que si les vas a dejar una marca sea porque las ayudaste a ser mejores y no porque las denigraste.
  2. Cuando tus acciones respaldan lo que dices creer sobre una persona la ayudas a disipar sus dudas y eso la fortalece emocionalmente, actúa entonces en consecuencia.
  3. Los nombres o etiquetas contribuyen a detener o alimentar el desarrollo de un individuo, escoge los que fortalezcan la autoestima de esas personas a quienes asistes y ellas te mostrarán sus obras.
  4. Los fracasos del pasado son una carga muy pesada que es mejor soltar para poder trabajar en alcanzar el éxito. Olvídate de lo que fue y enfócate en lo que puede ser.
  5. Si realmente quieres destacar como líder y cumplir tu labor con eficiencia, pregúntate cómo puedes mostrar a los demás las cualidades de las personas a las que estás ayudando, guiando o asesorando.
  6. Refuerza con tus acciones lo que dices que piensas de alguien más. La acción vale más que mil palabras.
  7. Si crees en alguien, díselo.
  8. En definitiva: HAZLO.

Ahora te invito a que me cuentes en los comentarios qué piensas sobre este tema ¿Te es fácil detectar las cualidades de los demás y les haces ver que crees en sus capacidades? ¿Piensas que puedes optimizar tu manera de relacionarte con las demás personas aplicando estos sencillos consejos? En caso de que tengas hijos ¿Lo aplicas en tu comunicación con ellos? Si tu respuesta ha sido negativa ¿Cuál ha sido tu mayor dificultad?

Muchas gracias por llegar hasta acá y, si te ha parecido importante este contenido, por favor deja un “me gusta” y compártelo para que pueda llegar a más personas interesadas en este tema. ¡Te espero en la próxima entrada!

LIDERAZGO: 10 características que te distinguen como un líder visionario.

Hoy en día existe un caudal de información sobre liderazgo y un factor común es el hincapié en enseñar a los líderes a extraer el mayor potencial de quienes le siguen.

Para lograr sacar a la luz lo mejor de los demás y despertar en ellos sus potencialidades, es necesario crear un ambiente donde puedan crecer y florecer también como líderes.

A continuación te enumero las 10 características que te distinguen como un líder visionario:

  1. No esperas a que algo ocurra, tú haces que suceda.
  2. Sabes ver las oportunidades y las aprovechas.
  3. Influyes en las opiniones y en las acciones de los demás.
  4. Das valor a las personas.
  5. Atraes ganadores hacia tí.
  6. Capacitas a otros para que puedan dirigir.
  7. Provees ideas que ayudan a las organizaciones a las que perteneces.
  8. Posees actitud optimista.
  9. Estás a la altura de tus compromisos y responsabilidades.
  10. Eres leal a las causas que defiendes.

Para tener éxito con los demás, será determinante que desarrolles la capacidad de elogiar de manera sincera a las personas.

Al trabajar con la gente debes tener siempre presente que a todos nos gusta sentirnos valiosos y cuando eso ocurre tendemos a dar lo mejor de nosotros mismos.

Para lograr ejercer una influencia positiva en los demás tendrás que aprender a dar cumplidos, tanto en privado como en público.

En la medida que ratificas los sueños de otra persona la estás ayudando a superar sus dudas y das oxígeno a su alma.

Todas éstas son características de un líder visionario porque quien sabe ver y reconocer las cualidades en otros sabe reconocer también las oportunidades de crecimiento, aún en medio de las dificultades.

Ahora, cuéntame en los comentarios si reconoces estas características en tí. Si no las reconoces todas, te invito a que empieces a trabajar en ellas para desarrollarlas. ¡Obtendrás resultados grandiosos!

Muchas gracias por haber llegado hasta acá y, si esta información te ha parecido importante, por favor deja un “me gusta” y compártela para que llegue a más personas. ¡Te espero en la próxima publicación!

LIDERAZGO: 7 CONSEJOS PARA CREAR RECUERDOS QUE TE AYUDARÁN A INFLUIR EN LA GENTE

Una de las cosas más importantes que permiten ganarse a los demás es sembrar en ellos un buen recuerdo. Con toda seguridad, ya tú debes saber de qué te hablo porque también disfrutas cuando alguien trae a tu memoria buenas experiencias vividas. De esto se trata “tocar la fibra” de una persona. Cuando esto ocurre, se genera un vínculo que no se rompe y que, además, te otorga poder para ejercer influencia en el otro.

Un recuerdo compartido une a las personas porque lo que hayan hecho juntas crea una conexión que jamás se olvida. Especialmente cuando se está viviendo tiempos difíciles, volver la mirada hacia el pasado y revivir antiguos logros que se alcanzaron, estando juntos, suele reconfortar y ayuda a seguir adelante.

A continuación te dejo 7 consejos para crear recuerdos que te ayudarán a influir en la gente:

  1. Toma la iniciativa y haz que lo que quieres suceda.
  2. Invierte tiempo en estar con las personas con quienes quieres tener experiencias compartidas.
  3. No esperes a que algo memorable suceda, haz que lo importante para tí ocurra.
  4. Si en cualquier ocasión parece que nada sucede, usa tu creatividad para romper la monotonía, cualquier acción que tomes hará memorable una experiencia que en principio lucía aburrida.
  5. Crea buenos recuerdos generando experiencias compartidas con personas a las que amas.
  6. Tienes cosas que atesoras, no por su valor material sino por el recuerdo que te representan. Ayuda a otras personas a revivir buenos momentos brindándoles experiencias compartidas y maneras de recordarlas.
  7. Brinda tu propia experiencia y comparte tus buenos recuerdos, eso fortalece tu vínculo con los demás y amplía tu rango de influencia.

En resumen, los buenos recuerdos son de gran valor, crean vínculos y fortalecen nexos. Ayudan a crear relaciones positivas y te ayudan a ejercer influencia en los demás, pero tú debes hacer que suceda y no esperar a que algo memorable ocurra por cuenta propia.

Un verdadero líder toma la iniciativa para que las cosas buenas pasen.

Muchas gracias por llegar hasta acá y, si esta información te ha parecido importante, por favor deja un “me gusta” y compártela para que llegue a otras personas interesadas en este tema. ¡Te espero en la próxima entrada!

CUALIDADES DE UN LÍDER: Cómo generar un impacto positivo en los demás.

Si realmente deseas generar un impacto positivo en los demás, es necesario que superes tus propias limitaciones. Si aún no has alcanzado tus metas más ambiciosas, al menos tienes que estar encaminado hacia ellas, porque de no ser así no podrás transmitir de manera natural la fuerza y la credibilidad propias de un líder.

A diario puedes entrar en contacto con cientos de personas, puedes dictar infinidad de seminarios, no sólo leer sino incluso escribir docenas de libros sobre desarrollo personal, pero nada de eso surtirá efecto en la gente si tú no aplicas en ti mismo lo que sabes. Sólo siendo ejemplo de lo que promueves podrás resultar convincente.

Hay maneras de ganarse a la gente, pero si no logras convertirte primero en un vencedor, lo que obtendrás será una gran decepción. Primero ocúpate de crecer y, una vez que estés convencido de tus fortalezas y alcances, entonces estarás listo para enfocarte en ayudar a los demás en eso que ya dominas por completo.

Para ganarte a los demás, es imprescindible que goces de verdadera salud emocional porque de eso depende tu propia sensación de bienestar personal, y es absolutamente cierto que no puedes brindar a otros lo que tú mismo no tienes dentro de ti. No puedes disfrutar de la compañía de otros si te sientes mal contigo mismo. De igual manera, los demás no podrán sentirse bien estando contigo si no exteriorizas el equilibrio, el dinamismo, la confianza y la seguridad que buscan al apoyarse en ti.

Es normal tener algunas inseguridades, y ser un ganador no se trata de proyectar una falsa imagen con la que pretendas aparentar ser invencible. La gente común y corriente busca sentirse segura y se queda donde se siente aceptada. Muchas veces, quienes están a tu alrededor sólo demandan que los orientes sin criticarlos y dan lo mejor de sí mismos si reciben instrucciones de alguien tolerante y comprensivo.

No todos vamos a la misma velocidad y ritmo. De hecho, respetar los tiempos de cada uno habla de la tolerancia que nos tenemos a nosotros mismos. ¿Tú respetas tus propios tiempos?

Ahora, cuéntame en los comentarios si esta información te ha gustado y, si te pareció importante, por favor compártela para que llegue a otras personas interesadas en estos temas. Si deseas, también puedes seguirme en elsellodelescritor.wordpress.com

¡Te espero en la próxima publicación!

9 CONSEJOS DE ORO PARA GANARTE LA SIMPATIA DE LOS DEMAS

El ejercicio del liderazgo te exige ganarte la confianza y el respeto de las demás personas. Es imposible que saques adelante iniciativas, de cualquier índole, si no cuentas con la simpatía y la aceptación de los integrantes de tu equipo, o de la gente en general.

Hoy en día la popularidad se mide en función de las reacciones y los comentarios en las distintas redes sociales, pero el don de gentes sigue pareciendo una cualidad reservada para pocos. Sobre este tema se ha escrito mucho; sin embargo, en la práctica parece no ser tan sencillo como en la teoría.

Si has asumido el reto de ejercer el liderazgo, cualquiera sea el área que hayas decidido liderar, debes haberte dado cuenta de lo importante que es que te conviertas en un imán para atraer a las personas. Seguramente sabes ya que en la medida que seas más agradable en tu trato, crearás mejores equipos, serás más respetado y lograrás mayores resultados. ¿Pero cómo lograrlo? ¿Cuál es el secreto para caer en gracia?

A continuación te enumero 9 consejos de oro para ganarte a los demás:

  1. Saca a relucir el valor que encuentras en cada persona.
  2. Ayuda a tu gente a encontrar su propósito y a trabajar en lo que más ama y mejor sabe hacer.
  3. Enseña a otros a pulir su visión y a esforzarse para lograr sus metas.
  4. Entrénalos para que desarrollen la capacidad de ver la ventaja que se oculta detrás de cada fracaso.
  5. Enséñales a cultivar una actitud positiva, sin desconocer la realidad. Esto lo da la objetividad.
  6. Hazles ver que cada día cuenta y que siempre se puede volver a empezar. Esto exige desarrollar la determinación.
  7. Enséñales que cada quien tiene algo valioso que aportar, sin excepción.
  8. Antes de pretender ganarte a los demás, reconcíliate contigo mismo.
  9. Comienza por aplicar estos secretos en tí y luego, cuando estés convencido y proyectes tu nuevo yo de manera natural, disponte a entrenar a los demás.

El liderazgo exige un carisma que viene de adentro y el tuyo lo tienes que proyectar con naturalidad.

Ahora, cuéntame en los comentarios si estos consejos generales te han sido útiles y si sugerirías alguno más. ¿Se te hace fácil ganarte la simpatía de los demás? ¿Encuentras alguna dificultad en particular a la hora de relacionarte con otras personas? Me interesa conocer tu experiencia y saber tu opinión sobre el tema.

Muchas gracias por llegar hasta acá y, si te ha parecido útil esta información, por favor comparte esta entrada para que llegue a otras personas interesadas en el tema. También puedes seguirme en elsellodelescritor.wordpress.com

¡Te espero en la próxima publicación!