LIDERAZGO EFECTIVO: el mayor desafío de un verdadero líder.

En cada época han surgido distintos desafíos que han exigido la acción de verdaderos líderes, pero también de grupos de personas comprometidas con un mismo fin.

Tener un sueño y aceptar los retos que éste te representa te permite salir de la conformidad de lo que eres y dirigirte hacia todo aquello que puedes ser.

Creer en lo que ahora no ves te impulsa a materializarlo para demostrar que sí es posible lograrlo.

Tener algo más por lo cual luchar te permite confiar en recursos divinos que van más allá de tus capacidades y conocimientos.

Mantener vivo tu deseo de alcanzar una meta será tu motor en los momentos de mayores dificultades.

Confiar en tí mismo y en tu capacidad para lograr lo que otros creen imposible te mantendrá alejado de lo predecible y llenará tu vida de significado.

Pero creer en los demás y guiarlos hacia un fin común será lo que hará de ti un verdadero líder, y ese es tu mayor desafío.

En el duro camino del ejercicio del liderazgo, das tu paso más importante en tu propio desarrollo como persona y como líder cuando te das cuenta de que no puedes hacerlo todo tú solo, ni exclusivamente para tí. Aunque estemos viviendo tiempos en los que el individualismo parece cobrar cada vez más importancia y tomar más terreno, la verdad es que el éxito se alcanza de manera más segura cuando avanzas en grupo, siempre que ese grupo muestre el mismo grado de compromiso con la meta a alcanzar.

En la actualidad, 2020 y lo que va de 2021, el fenómeno que nos ha significado la pandemia y tener que cumplir con la cuarentena ha abierto la posibilidad a muchos de interiorizar grandes verdades. Nunca antes tuvimos una oportunidad tan genuina como ésta para encarar nuestros miedos y revisar nuestras más íntimas motivaciones.

Bien sea que ocupes algún puesto como líder de grupo o lo que quieras sea mejorar tu autoliderazgo, lo que quiero que te lleves hoy, después de leer esta publicación, es que ahora más que nunca estamos en capacidad de reconocer cuánto nos necesitamos, desde donde se encuentra cada uno y haciendo lo que mejor sabemos hacer. Todos somos útiles y necesarios, y un verdadero líder sabe lo importante que es transmitírselo a su equipo, así su equipo sea un núcleo de dos personas y una mascota ¡todos cuentan!.

Soñar es primordial, pero no hay sueño que se cumpla si no se acepta el desafío que implica, y no habrá desafío que se supere si no se reconoce al otro de manera genuina.

Muchas gracias por llegar hasta acá y si te ha gustado esta publicación por favor deja un “me gusta” y compártela para que pueda llegar a más personas interesadas en estos temas. ¡Te espero en la próxima entrada!.