El Nuevo Liderazgo y la Reconexión Espiritual

La Fe parte de la autoconfianza y la baja autoestima es el primer obstáculo a vencer. No hay Fe verdadera mientras haya inseguridad en la propia capacidad para alcanzar las metas, vencer los obstáculos y transformar la realidad. La oración es efectiva cuando parte del deseo genuino de obtener algo realmente anhelado. , pero en un mundo donde mayormente las personas no creen en sí mismas y tienen baja autoestima esas oraciones parecen caer en saco roto. No puede haber Fe verdadera donde hay desconfianza, ansiedad e inseguridad porque el Poder que todo lo vence reside en cada individuo y es desde sí mismo que se proyecta hacia su entorno.

El sistema usa infinidad de recursos para minar la autoconfianza de las masas porque esa es la manera más segura y efectiva de mantener control sobre ellas. La esclavitud, la frustración, la enfermedad, las adicciones, las relaciones de baja calidad, la delincuencia e incluso la superpoblación son consecuencia de no desarrollar las cualidades espirituales.

Las instrucciones han sido transmitidas a lo largo de todas las épocas y periódicamente se dejan evidencias sobre realidades que son desconocidas por las mayorías, pero hay dos condiciones fundamentales que limitan el acceso a la información: el interés del sistema en ocultarla y, por otro lado, la necesidad de mantener a resguardo verdades para las cuales el individuo común no está preparado.

¿El evangelio salva? Sí, pero no como se le ha transmitido a las masas, no con golpes de pecho ni con oraciones huecas, es por eso que los males comunes continúan apoderados de la humanidad. Las épocas cambian, la tecnología avanza, aparentemente la vida se simplifica debido a técnicas cada vez más sofisticadas pero el ser humano sigue sumido en el sufrimiento siendo víctima de sus propias circunstancias. La traición ha estado a la orden del día y cada vez son más los esclavos de sí mismos y del sistema porque hay quienes han usado información sagrada para ejercer dominio y transgredir las leyes de la naturaleza, que son las que rigen al planeta en el plano material.

El futuro de la humanidad está en nuestras manos y depende de lo que hagamos en el presente. Hacerte consciente de ti mismo y de la responsabilidad que tienes en lo que nos ocurre a todos es el primer paso para lograr una vida más plena, dejando además a próximas generaciones, a través de nuestro aporte, un mundo más equilibrado y en el que valga la pena vivir.

Cuando tomas las riendas de tu vida y te comprometes con el bienestar grupal, haciendo lo que tienes que hacer, contribuyes con el ejercicio del verdadero liderazgo humano.

Reconéctate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s